viernes, 19 de noviembre de 2010

¡Que Persona Maravillosa es mi Glorioso Jesús!



Por
James Smith, "La Persona y la Obra de Cristo" 1849

¡Que maravillosa persona es mi glorioso Jesús! Todos los divinos atributos son hallados en El. Como no hay limites para Su plenitud--tampoco hay limites para mis provisiones, o para la mas pequeña de mis necesidades.

¡Jesús es mi divino Salvador!
Su generosidad me suplirá,
Su omnipotencia me librará,
Su omnipresencia me protegerá,
Su omnisciencia me guardará;
Su amor me animará,
Su misericordia me sanará,
Su gracia me sustentará,
Su compasión me consolará,
Su lástima me aliviará,
Su bondad me proveerá,
Su ternura me calmará,
Su benevolencia me animará,
Su paciencia con migo permanecerá,
Su justicia me vengará,
Su fidelidad me alentará.
Su santidad me hermoseará,
Su ira me hará temblar,
Su vida me vivificará,
Su luz me iluminará,
Su Palabra me regulará,
Su gozo me deleitará,
Su bienaventuranza me elevará,
Su longanimidad me guiará al arrepentimiento,
Su inmutabilidad asegurará el cumplimiento de todas las promesas para mí,
Su verdad será mi defensa y escudo,
Su soberanía despertará mi admiración,
Su condescendencia me inspirará con gratitud y amor,
¡y Su su auto-suficiencia me satisfará en tiempo y en la eternidad!

En Jesús, Dios me ha reconciliado a Si Mismo--imputándole a El mis transgresiones--y Su obediencia a mi.

Dios mediante Jesús, se lleva...
todos mis pecados,
Su propia ira, y
¡mi merecida condenación!

Todas las cosas buenas...
son atesoradas en Cristo,
fueron procuradas para mi en Cristo,
fluyen hacia mi a través de Cristo, y
¡son conferidas a mi por el bien de Cristo!

¡Cuan adecuadamente encaja el Señor Jesús en mi caso! ¡Inflexible justicia demanda mi sangre--pero El se hace mi substituto, y derrama la Suya!

¡En Jesús, veo a mi pecado--y a la justicia de Dios encontrarse!
¡El remueve lo primero--y satisface lo segundo!

¿Cómo se le llama a Jesús en la Santa Palabra de Dios?
El Salvador--en referencia a mi perdida condición.
El Reconciliador--en referencia a la enemistad que existe entre mi mismo y Dios.
El Redentor--en referencia a mi esclavitud al pecado.
El Mediador--respecto al desacuerdo entre mi mismo y el Mas Alto Dios.
El Refinador--con respecto a mi inmundicia.
El Abogado--con respecto a mi causa perpleja.
El Profeta--con respecto a mi ignorancia.
El Sacerdote--con miras a mi culpabilidad.
El Rey--respecto a mi debilidad y mis enemigos.
El Novio--respecto a mi bajo estado y relación.
El Medico--con respecto a las muchas enfermedades del alma.
En una palabra, Jesús es "Todo En Todo."


¡Oh Conocer más de Jesús, en...
la gloria de Su persona,
las riquezas de Su gracia,
la perfección de Su obra,
la ternura de Su corazón,
la fortaleza de Su amor y
la efectiva obra de Su poder!
~ ~ ~ ~ ~

http://todaysgracegem.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!