jueves, 17 de febrero de 2011

Experimentando la Restauracion que da Dios


Experimentando la Restauración que da Dios
Por Leslie Ludy


Cuando escribo sobre el nivel de pureza e inocencia que marcó mi relación con Eric, puede parecer difícil de creer que ambos venimos de trasfondos impuros. Eric y yo crecimos en hogares Cristianos y fuimos a grupos de jóvenes, pero como la mayoría de los jóvenes Cristianos de hoy, tuvimos una concepción egoísta de la pureza. Constantemente nos preguntábamos, "¿que tan lejos se puede llegar?" en lugar de "¿que tan lejos puedo llegar en agradar a Dios y honrar a mi futuro esposo/a?" Y como resultado, nuestras vidas estuvieron llenas de pecado, egoísmo y compromiso. Ambos entregamos nuestros corazones, mente, emociones y cuerpos descuidadamente en aventuras temporales, aun cuando "técnicamente" preservamos nuestra virginidad. Para la mayoría de nuestra vida como jóvenes adultos, guardar el primer beso para el día de la boda hubiera sonado como la ultima cosa que cualquiera de nosotros dos jamas consideraría hacer.

Para el momento en que pude vislumbrar la maravillosa pureza y la deseable belleza que marca una historia de amor que está centrada en Cristo, honestamente sentí que era demasiado tarde para que yo pudiera experimentarlo. Claro, yo técnicamente había mantenido mi compromiso de abstinencia, pero mi pureza había sido abandonada hacia mucho tiempo. Permití que el tesoro de mi corazon, emociones, y cuerpo fueran pisoteados una y otra vez. Yo sabia que era indigna de una historia de amor escrita por Dios.

Pero entonces, en Su gentil, tierna, y paciente manera, mi Rey comenzó a enseñarme que yo podia ser completamente lavada, restaurada, y renovada. Si yo estaba dispuesta a arrepentirme y recibir Su perdon, entonces podria ser librada de la carga del pasado, limpiada de toda la impureza que habia permitido entrar en mi vida. Así pude experimentar la plenitud de una resplandeciente y pura historia de amor escrita por Dios, a traves del poder de Su redencion. Casi que parecia demasiado bueno para ser cierto, pero fue exactamente lo que El habia prometido.

Las historias de amor escritas por Dios no son sólo para aquellos que jamas se han comprometido. De hecho, la misma razón por la que Cristo sacrificó todo por nosotros fue para ofrecernos la oportunidad de ser restaurados, lavados, limpiados y tener esperanza y futuro.

Si sientes qe has llegado "demasiado lejos" para poder experimentar una historia de amor verdaderamente pura y hermosa, escrita por Dios, permiteme asegurarte que nunca es demasiado tarde para ser restaurada y hecha nueva por la increible limpieza de Su sangre.

Arrepentimiento quiere decir volverse del camino y caminar hacia otra dirección. Una vez has despertado a la realidad de que te estas dirigiendo a un precipicio, simplemente para, date la vuelta, y pídele perdón a Dios, entonces, por Su gracia, dirígete hacia la otra dirección. No hay razón para mirar a tras y pensarlo dos veces cuando eres Su hija. No deberías resignarte a un romance de segunda clase. Una vez has sido restaurada por El, estás vestida de virtud. Son tuyos por derecho todos los beneficios de Su maravilloso Reino. Tu perdón es completo. Tu pecado es removido tanto como lo está el oriente del occidente. Ha sido consumado.

Solo necesitamos leer la palabra de Dios para saber con certeza que El pagó el precio de nuestro pecado, una vez y para siempre. Nunca debemos subestimar Su maravillozo sacrificio al preguntarnos si Su obra en la cruz fue realemnte suficiente. Y tampoco debemos tratar de mejorarnos a nosotros mismos antes de venir a El en arrepentimiento. No debemos enfocarnos en nuestra indignididad --sino en Su póder conquistador, redentor y transformador; Su sangre preciosa que fue derramada por nosotros. Una vez has sido perdonada y libre, estas lista y capacitada para experimentar lo mejor que El tiene para ti en el area del romance.


www.setapartgirl.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!