viernes, 4 de marzo de 2011

Primeros Pasos Hacia Una Verdadera Belleza

Primeros Pasos Hacia Una Verdadera Belleza

Por Leslie Ludy


Los primeros pasos para descubrir la verdadera belleza femenina son: cambiar todo lo que somos por todo lo que El es. Si nos apoyamos en algo que poseemos para sentirnos hermosas, no podemos recibir la sobrenatural y transformadora belleza de Cristo Jesús. La verdadera belleza es imposible fuera de El. Si obtenemos una belleza mundana externa, aun si nos convertimos en la mas espectacular, deseable, despampanante modelo del mundo, solo tendremos un interesado, vació, y efímero atractivo que rápidamente se desvanecerá con el tiempo y la edad. Proverbios 31:30 dice, "Engañosa es la gracia, y vana la hermosura." ¿Haz visto alguna vez a una glamourosa estrella de cine en la portada de una revista una vez ha envejecido y ha perdido su belleza? Todo el atractivo y fascinación que alguna vez poseyó se ha desvanecido en el olvido, y lo único que le queda es lo que tiene por dentro --lo cual, tristemente, no es muy atractivo en la mayoría de los casos.

Si reunimos todo el heroísmo humano y tratamos de convertirnos en "una buena persona", solo tendremos una limitada, y carente forma de bondad que jamas puede compararse a la maravillosa justicia de Cristo Jesús. Isaías 64:6 lo dice perfectamente, " somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento." (RV60)


Cualquier belleza humana, cualquier valor humano que podamos encontrar dentro de nosotras mismas son solo trapos de inmundicia comparados a la belleza ilimitada y la gloria de Cristo Jesús. La belleza de Cristo es perfecta. Y, a pesar de lo que merecemos, El desea adornarnos con Su espectacular gloria. No es nuestra belleza única que debe brillar para ser vista por el mundo. No es nuestra propia belleza la que debemos descubrir y abrazar -- es la Suya.


Spurgeon dijo:

¡Si un alma tiene algo de belleza, es porque Cristo ha dotado esa alma con la Suya propia, pues nosotros mismos estamos deformes y contaminados!


La verdadera belleza femenina no es una formula complicada que involucra cientos de reglas que hay que recordar. No es algo que requiere invertir dos años para terminar la escuela y ser elegida como la reina de belleza del año. Es el subproducto natural de una joven mujer que se ha vaciado de si misma, entregando su propia vida, y que le ha permitido a Dios completo acceso a cada dimensión de su vida interior y exterior.


www.setapartgirl.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!