domingo, 2 de octubre de 2011

“Como Quiere Dios Que Sea Mi Futuro Esposo?”


Unas palabras mías: Un hermoso poema que leí hace poco y que me hizo pensar nuevamente en la importancia de la oración por nuestros futuros esposos. Proverbios 31 dice que la mujer virtuosa "le hace bien y no mal todos los días de su vida" a su esposo, eso incluye a todas las mujeres Cristianas, solteras, casadas y comprometidas. Lee este poema y deja que el Señor te inspire a orar guiada por Su Espíritu pidiendo por cualidades piadosas y de valor eterno en tu futuro esposo.
También no dejes de leer el articulo "¿Oras por El?" para entender mejor porque es importante que ores desde ahora por el hombre que será tu esposo.


“Como Quiere Dios Que Sea Mi Futuro Esposo?”

Si algún día en el plan de Dios perfecto,
El provee el hombre correcto,
¿Mi futuro esposo como seria?
¿Que tipo de hombre para mi El tendría?

Quiero que como lo hizo Abel, agrade a Dios,
Y camine con El como vivió Enoc.
Que le obedezca como lo hizo Noé
Y que como Abraham le siga sin aun saber donde pisa su pie.

Que como Isaac, este dispuesto a morir
O encontrarse al Señor cuando del cielo El desee venir.
Manso como Moisés, no disfrutando el pecado,
Perseverando, con sus ojos en El fijados.

Que como José sea puro y perdonador
Que cuando en tentación –huyó y no pecó.
Que se maneje con cuidado, fiel y honesto
Esperando que se manifieste de Dios el tiempo.

Que como Job sea paciente cuando probado.
Y combata a Satanás cuando sea abusado.
Que como Daniel, sabio a la voluntad de Dios sea,
Teniendo entendimiento en virtud y en toda ciencia.

Como los hijos Hebreos, permanezca en su lugar,
No a punto de desmayar cuando escuche la música sonar.
O como Josué, no temeroso de luchar,
Cuando de su propio entorno se levante el mal.

Que como Elías, sea uno con Dios,
sabiendo que el fuego puede lamer la hierba y el toro.
No como Jonás quien de Dios intento huir,
Sino como dijo Isaías ‘Heme aquí Señor, envíame a mi.’

Que como Samuel, haga lo que se le ha pedido,
Obedeciendo deseosamente cuando Dios le ha constreñido.
Tierno de corazón como David el amado
A su Pastor Celestial alabanzas cantando.

Como Juan el Bautista preparando el camino,
Cuidadoso de no desviar al hermano ni al amigo.
Como Pedro, habrán momentos en que se verá caído,
Por favor, levántalo, Señor, y colócalo erguido.

Que tenga corazón misionero como Pablo,
Protegido bien cuando se vea acorralado.
Mostrando como Aquila, hospitalidad y cuidado
Entreteniendo a amigos y a ángeles sin darse por enterado.

Enseñado como Timoteo, también a otros exhortando,
Perdonando, como Filemón, a alguien que antes le ha fallado.
Que como Juan de Cristo estuvo cerca,
Haz que se aferre a Ti, y de tu corazón amante sea.

Pero mas que todo que siempre sea como Cristo,
Amable, longánime, libre, y compasivo,
Fuerte, puro, justo, sirviendo a otros
Honesto, manso, perdonador, y bondadoso.

Gentil, confiable, un amante de la PALABRA de Dios,
Preocupado por cada avecilla y por toda la Creación.
Que alegremente cuente la historia—
‘Cristo en mi, --la ESPERANZA de GLORIA!’


Por Rebecca (Adamson) Smith, Junio 1980
Como "What Does God Wants My Husband To-Be To Be?"

Traducido y adaptado al español por: Karen Villarreal



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!