miércoles, 23 de noviembre de 2011

Buscando Algo Más


Oswald Chambers, cuyas enseñanzas fueron compiladas en un muy conocido devocional My Utmost for His Highest, describe cándidamente su retiro del juego Cristiano:

"Yo estaba haciendo la obra Cristiana y ganando almas para Cristo," escribió, "pero no tenía una comunión consciente con Él. La Biblia era el libro más aburrido, y menos interesante en la existencia. Yo sabía que si lo que yo tenía era todo lo que había del Cristianismo, entonces todo el asunto era un fraude."

Durante una reunión Cristiana, él se puso de pie y admitió delante del grupo que él estaba en desesperada necesidad de un verdadero encuentro con el Rey de reyes. Él finalmente se reconcilió con el hecho de que todo su entrenamiento Cristiano, liderazgo espiritual, y actividades religiosas no añadían a una relación apasionada con Cristo Jesús. Él tuvo que llegar al final de sí mismo, reconocer su propia inhabilidad para hacer funcionar el verdadero Cristianismo, y comenzó su búsqueda por algo mejor.

Para poder experimentar una vida "escrita" por Dios, nosotros, como Oswald Chambers, debemos poner de lado nuestra pretensión espiritual. Debemos encarar nuestra desesperada necesidad de algo más. Debemos escoger no conformarnos con la apatía del juego Cristiano.

Versiones imitadas de la Cristiandad no pueden reemplazar una relación apasionada con el Rey. Si estás lista para comenzar tu búsqueda en la frontera sin fin de Dios, toma un tiempo para hacerte a ti misma estas preguntas inquisitivas del alma:
Cuando se trata de conocer a Cristo, existen algunas áreas donde yo he marcado mi territorio? He caído en una imitación de cómo seguir a Dios? Me he conformado con admitir que tengo problemas pero no creo que Dios pueda darme la victoria sobre mis problemas? He estado hablando ligeramente y dejando que el egoísmo, en lugar que la justicia, gobiernen mi vida? He reducido las expectativas de Dios para mi vida a un set de lineamientos razonables que puedo fácilmente cumplir por mí misma?

Se completamente honesta mientras te haces éstas penetrantes preguntas. No compares tu vida con la de Cristianos al rededor tuyo. Permite que Cristo sea tu único estándar. Y mientras Dios comienza a mostrarte áreas de tu vida espiritual que están fuera del camino, ponlas por escrito y haz un compromiso de cambiar y ser una pionera en esas áreas.
Cuando estamos dispuestas a reconocer el desolado vacío de nuestras vidas espirituales hechas por nosotras mismas, y le pedimos a Dios que nos lleve hasta la infinita frontera de conocerle a Él, abrimos una puerta a un viaje de descubrir más allá de lo que jamás pudimos haber soñado.

Y una vez nos embarcamos en el viaje como pioneras, nos damos cuenta que la aventura sólo ha comenzado. 


~Leslie Ludy @setapartgirl.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!