miércoles, 11 de abril de 2012

Adoración y No Comparación




Aprender de otros es ser esponja en el océano de la vasta obra de Dios. 
Quiero aprender, de mujeres que son sabias y no se consideran asi mismas como tales. 

De mujeres sencillas, honestas sobre sus luchas, que son conscientes que no son más que la luna que absorbe luz del sol, del Sol de Justicia. 

Quiero aprender a vivir la vida que Él me dio aprendiendo y no comparando. 

Aprendiendo que Él es Dios, el Dios de ellas y el mío, y que Él es el vínculo preciado entre ellas y yo, el vinculo y el Sol, la gracia y el don. 

Quiero ser como Jesús, no viviendo para mi misma, sino haciendo la obra que Él me dio. 

Reconocer la fuente de la noble virtud, e imitar su grandeza, tomando de esa misma agua que salta para vida eterna.

Aprender, imitar, como tributo de devota adoración al que inspira piedad en el corazón de ellas y en el mío.


 Karen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!