martes, 29 de mayo de 2012

Memorización, Mi Método Para Efesios



 
Recuerda que información no es transformación. Nuestra actitud en la memorización debe ser una de oración y humildad, buscando examinar nuestras vidas y contemplar profundamente el carácter de Dios. Si nuestros pensamientos, acciones, y vidas no cambian luego de memorizar las Escrituras, ¡En algo nos equivocamos! -Unlocking the Bible

En el articulo anterior sobre la importancia de la memorización de las Escrituras, dije que habia comenzado con mi esposo la emocionante misión de memorizar la carta del apóstol Pablo a los Efesios.
Después de haber pensado en ello por varios días le compartí a Josh mi deseo de memorizar una de las Epístolas, la mayoría de las epístolas son concisas, prácticas y ricas en doctrina. 
Es la primera vez que me doy a la tarea de memorizar un libro completo de la Biblia. Antes he memorizado 1, 2 o 3 versículos a la vez y algunos capítulos. ¡Sabría muchísimos más si no hubiera parado de repetirlos diariamente! La falta de repetición de algunos versículos que intenté memorizar en el pasado simplemente evitó que pudiera aprenderlos y aun hoy día debo buscarlos en la Biblia para recordarlos. Otras veces yo pensaba que la cita bíblica no era tan importante como el verscículo mismo, pero lo contrario es la verdad, porque cuando memoricé versciculos sin poner suficiente enfasis en la cita pude aprenderlos, pero luego no sabia en que parte de la Biblia estaban y lo que me pasa amenudo al hablar con las personas es que recuerdo los versciculos o por lo menos la idea general, pero no puedo recordar la ubicación en la Biblia asi que no puedo demostrarles que lo que les digo está en la Palabra de Dios. Ahora procuro que la cita bíblica sea lo primero que memorizo de un versciculo.

¿Cómo escojo que porciones de la Biblia quiero memorizar? 
Muchos aconsejan que para comenzar a memorizar puedes escoger versículos que resuenen con tu situación actual o que te hablen directamente sobre un problema personal, si por ejemplo careces de paciencia, entonces memoriza versículos que hablen sobre la paciencia. Otro método es memorizar versículos sistemáticamente, esto simplemente quiere decir que escojas un tema, por ejemplo: el amor de Dios, y memorices versículos que hablen sobre ello. Luego escoge otro tema y asi sucesivamente. En mi caso todo sucede en mi tiempo devocional. Mientras leo y estudio las Escrituras me gusta tener un diario donde escribo mis reflexiones personales acerca de la porción de la Biblia que estoy leyendo, muy a menudo el Señor me habla de manera especial en un versículo en particular, cuando eso sucede, escribo ese versículo en mi diario, con el propósito de meditar en él y algunas veces lo memorizo.

Para la épica tarea de memorizar el libro de los Efesios debía escoger un método de memorización. Aunque Josh y yo estamos memorizando el mismo libro y la misma traducción de las Escrituras, estamos utilizando métodos diferentes. Yo hubiera podido utilizar algún programa electrónico, pero decidi irme por lo tradicional. Las tarjetas de memorización. El hecho de que debo escribir a mano los versículos en las tarjetas y de que puedo llevar la tarjeta conmigo a donde vaya me facilita una parte esencial en la memorización, y es la familiarización con las palabras en el texto. 

En las tarjetas escribo una cantidad considerable de versículos. Pueden ser 5 o 10, todo depende de donde comienza una idea y donde termina. Memorizo una tarjeta por semana. Luego de escribir los versículos, los leo una y otra vez, una y otra vez, hasta que pueda cerrar mis ojos y recitar de memoria algunas partes, luego vuelvo a leer e intento recitar nuevamente. Esto lo hago tantas veces sea necesario y en el tiempo que tenga disponible. Cada dia vuelvo a la tarjeta y hago lo mismo. También durante el día, mientras cocino o hago cualquier actividad, repito las palabras en mi mente y en voz alta.
Escuché a alguien que decía que era importante meditar en las palabras y en el sentido de las palabras del versículo mientras las estamos memorizando. Lo que no debemos hacer es tratar de "embutirnos" el versículo en la mente, o sea, ir a toda velocidad por todo el versículo o recitarlo tan rápidamente que ni siquiera estamos pensando en el significado del versículo. Otra cosa que ésta persona aconsejaba era que estudiáramos el versículo. Es decir, si éste contiene palabras que nos son desconocidas y no comprendemos completamente lo que dice, entonces busquemos los significados de esas palabras, estudiemoslos hasta que lo entendamos. Memorizar un versículo que no entendemos es como saber las palabras de una canción en un idioma que no conocemos, simplemente no es útil.


Hoy en dia hay muchísimas herramientas electrónicas de memorización que se suman a las mas tradicionales que están a nuestra disposición para ayudarnos en nuestra tarea. Sin embargo ninguna de estas será completamente efectiva sin la necesaria repetición de los versículos. La repetición es la clave definitivamente. Leer repetidamente el texto pensando en cada palabra, recitar repetidamente el texto, volverlo a leer, volver a repetirlo, hasta que lo dominemos por completo. 

Sea cual sea el método que escojas, resuelve memorizar la Palabras del Señor. A veces parece imposible sacar el tiempo para ello, todos los días yo tengo casi que obligarme a mi misma a hacerlo, la disciplina no viene a mi naturalmente, tengo que ser intencional al respecto si quiero tener la Palabra de Dios guardada en mi mente y en mi corazón. La verdad es que hay tanto beneficios escondidos en la memorización de las Escrituras, que definitivamente no podemos privarnos de alabar a Dios de ésta forma. ¡No sólo le glorificamos al hacerlo sino que también aconsejamos al alma, conocemos mas al Señor, y ministramos más eficazmente! 
“Memorizar la Biblia es absolutamente fundamental para la formación espiritual. Si tuviera que escoger entre todas las disciplinas de la vida espiritual, escogería la memorización de la Biblia, porque es un medio fundamental para llenar nuestra mente con lo que ella necesita." -Dallas Willard
Para profundizar mas sobre éste tema, te recomiendo que leas el articulo ¿Porque Memorizar las Escrituras? del pastor John Piper. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que piensas? Eres bienvenida a compartir tu opinión!